martes, 16 de diciembre de 2008

Semirecogido Navidad 2008







miércoles, 3 de diciembre de 2008

Peinado Tenacilla Navidad 2008





Navidad 2008.

Mechas Bicolor.


Preciosa combinación.

Peinado plancha corioliss C2





Peinado realizado con plancha (Navidades 2008)

Coloracion del cabello.

CONCEPTOS GENERALES

El color natural del cabello se debe a dos tipos de melaninas:

– Eumelaninas, que proporcionan los colores oscuros, entre el negro y el castaño.
– Feomelaninas, que dan lugar a los colores claros, entre el amarillo y el pelirrojo.

Estas melaninas se encuentran en diferentes proporciones según las razas. La roporción y la cantidad de melaninas es propia de cada individuo, lo que da lugar a una gran variedad de coloraciones del cabello.
La melanina es sintetizada por unas células, los melanocitos, que en el cabello se sitúan exclusivamente en la parte superior del bulbo. La melanina fabricada se distribuye en el córtex y en la médula del cabello, mientras que la cutícula carece de este pigmento (fig. 1).

– Cabello claro. Los gránulos de melanina son pequeños, redondos y escasos (melanina difusa).
– Cabello oscuro. Los gránulos de melanina son grandes, elípticos y abundantes (melanina granulosa).

Los melanocitos tienen origen neuronal, por lo que son células que no se regeneran. Cuando fallan o mueren, dejan de fabricar melanina, por lo que el cabello se vuelve blanco y se convierte
en una cana.

Escala de tonos
La escala de tonos es la que contiene los colores naturales del cabello ordenados desde el color más oscuro (negro) al más claro (rubio platino). El tono de un color es el grado o lugar que ocupa dentro de la escala de tonos.
En la escala de tonos, cada color difiere un tono respecto del posterior2.
El color natural o artificial del cabello se determina por comparación con la escala de tonos asignándole el valor del tono más parecido. Por ejemplo, si el color del cabello de una persona es castaño (n.º 4), el color rubio claro (n.º 8) es 4 tonos más claro que el suyo.
Los tintes que originan uno de los colores de la escala de tonos se denominan «tintes base». Se los
numera con el correspondiente número de tono de la escala.
Los tintes que originan un color situado entre dos tonos consecutivos de la escala, con separaciones de medio o de un cuarto de tono respecto de ellos, se denominan «tintes intermedios».
En este caso, en su numeración aparecen una segunda e incluso una tercera cifra que indican los matices dominantes y secundarios, respectivamente.
Por ejemplo, un tinte con numeración 5.34 corresponde a un castaño claro dorado cobrizo.
Las empresas que fabrican tintes capilares disponen de cartas de colores3 en las que, en un mechón de fibras que simulan cabello, se muestran los colores de los tintes base y de los tintes
intermedios, así como las numeraciones que tienen en la escala de tonos. Conviene destacar
que el mismo tono puede diferir ligeramente en las cartas de color de dos marcas distintas, y
también que el resultado final de la aplicación de uno de estos tintes puede no ser idéntico al mostrado en las cartas de colores, ya que éstas muestran los resultados sobre fibras y no sobre cabello humano.

Clasificación de los tintes capilares
Los tintes capilares se pueden clasificar atendiendo a:

– El origen de sus componentes: tintes vegetales-metálicos-sintéticos.
– La duración de sus efectos: tintes temporalessemipermanentes-permanentes.

La clasificación detallada atendiendo al origen de sus componentes se expone en la tabla 4. Esta
clasificación se seguirá en próximas fichas, en las que se detallarán las características de cada tipo
de tintes en cuanto a: ingredientes de la formulación, familia química de los colorantes, mecanismo de acción, modo de preparación y aplicación del tinte, capacidad de cobertura de canas, riesgo de sensibilización, etc.

Texto propiedad de M.ª TERESA ALCALDE y ALFONSO DEL POZO
Unidad Funcional de Farmacia Galénica. Facultad de Farmacia. Universidad de Barcelona.





Para descargar el articulo al completo con imagenes:
Coloracion del cabello CONCEPTOS GENERALES Pulse aqui.

Para descargar el articulo Tintes Vegetales Pulse aqui.

Para descargar el articulo Coloracion permanente 1ª parte. Pulse aqui.

Para descargar el articulo Coloracion permanente 2ª parte. Pulse aqui.

Para descargar el articulo Coloracion permanente 3ª parte. Pulse aqui.

Para descargar el articulo Coloracion semipermanente 1ª parte. Pulse aqui.

Para descargar el articulo Coloracion semipermanente 2ª parte, Pulse aqui.

Para descargar el articulo Tintes Metálicos, pulse aqui.

Alteraciones Capilares.

Alteraciones capilares


Caspa (Pityriasis capitis)

Es la sobreexpresión de un estado descamativo del cuero cabelludo, acompañada de prurito leve, pero sin signos clínicos de inflamación.
Aunque las causas de la caspa son complejas y no se han establecido totalmente, se sabe que tiene su origen en la aceleración del proceso fisiológico de recambio de las células basales epidérmicas del cuero cabelludo.
El resultado es la formación excesiva de agregados de células córneas, esas características masas escamosas blanquecinas, que al quedar retenidas entre el cabello o caer sobre los hombros dan un injusto aspecto de suciedad y dejadez a la persona. En la tabla 1 se recogen los distintos tipos de caspa y sus manifestaciones más significativas.
Los elementos que actúan conjuntamente en su aparición, y que luego servirán de fundamento para los cosméticos de tratamiento son: aceleración de la mitosis, paraqueratosis, aumento de la secreción sebácea y proliferación de la flora fúngica (Pityrosporum ovale).


Seborrea
Se trata de un trastorno funcional de las glándulas sebáceas. Éstas generan una hipersecreción que acaba engrasando en exceso el cabello y el cuero cabelludo. Los cabellos sobreengrasados tienen un aspecto brillante y pegadizo, son difíciles de peinar y, por su mayor capacidad de captar contaminantes ambientales, acumulan suciedad con facilidad. El sebo acumulado experimenta a menudo procesos oxidativos que generan mal olor.
En algunos casos está íntimamente relacionada con la pitiriasis. El Pityrosporum ovale es un hongo oportunista que degrada, por acción de enzimas extracelulares, los triglicéridos sebáceos. Como consecuencia se produce una elevación en el nivel de ácidos grasos libres, que tienen capacidad irritante y, además, pueden provocar la estimulación de los procesos proliferativos
epidérmicos (de ahí que también esté vinculado con la caspa).
Se cree que la combinación entre la seborrea y la irritación provocada por el Pityrosporum es lo que acaba causando lo que se conoce como dermatitis seborreica (inflamación crónica del cuero cabelludo que cursa con episodios intermitentes y de duración variable, caracterizados por prurito intenso, eritema y descamación).


Sequedad capilar
Es la alteración derivada de la insuficiente presencia de sebo en la superficie capilar. Las posibles causas de esta alipia se recogen en la tabla 2.
Los cabellos secos tienen un aspecto áspero y sin brillo. Las escamas que forman la cutícula se abren y levantan favoreciendo los enredos, y los tallos capilares acaban volviéndose porosos, frágiles y quebradizos. Dos trastornos morfológicos que se asocian con frecuencia a la
sequedad capilar son la tricorrexis nodosa (aparición de engrosamientos en el tallo capilar que propician la ruptura del cabello en ese punto) y tricoptilosis (cabellos abiertos en sus extremos, o «puntas abiertas»).


Alopecia
Término científico utilizado para designar la caída temporal o definitiva, general o parcial, del cabello por diversas causas.
La cantidad y actividad de todos y cada uno de los folículos pilosos de que disponemos están codificadas genéticamente y contemplan una sucesión equilibrada de las tres fases de desarrollo capilar: anágena, catágena y telógena. Cuando, por alguna razón, esta cadencia
fisiológica se ve alterada y hay un porcentaje de cabellos superior al normal en fase catágena y menor en fase anágena, se produce un empobrecimiento del cuero cabelludo conocido como alopecia o calvicie.
Las alopecias se dividen en dos grandes grupos, en función del grado de afectación de los folículos pilosos. Así, se habla de alopecias cicatriciales si hay daño, malformación o destrucción de los folículos pilosos, mientras que si sólo hay cambios funcionales en ellos que
no afectan de forma definitiva a su viabilidad se trata de alopecias no cicatriciales. Las cicatriciales son irreversibles y el único tratamiento posible es el trasplante capilar. Las no cicatriciales incluyen las alopecias más comunes, entre las que destacan:

• Alopecia androgénica o común. Es la más frecuente entre los varones de raza caucásica. Tiene su origen en un aumento de la producción de testosterona (codificado genéticamente), que acaba causando un desorden en el folículo piloso y, como consecuencia, un retraso de la fase anágena.
• Alopecia traumática. Caída del pelo provocada por tracción, fricción o tricotilomanía manipulación excesiva del cabello por el propio individuo).
• Alopecia areata. Es un tipo de caída de cabello caracterizada por la presencia de placas atricósicas en el cuero cabelludo. Se presenta a cualquier edad y afecta por igual a ambos sexos. Aunque se han apuntado distintos tipos de causas (autoinmunitarias, endocrinas, psicológicas, etc.), su origen es desconocido. Contrariamente a lo que pueda parecer, los folículos no
quedan destruidos, por lo que el pelo puede volver a crecer.
• Efluvio telógeno. Por causas muy diversas, la mayoría de cabellos pasan a la fase telógena y, en pocos meses, el cabello comienza a caerse de forma masiva.
Se asocia a situaciones como partos, estrés, tratamientos con quimioterapia, cambios drásticos de
dieta, exposición a metales pesados, etc. A pesar de que la caída será bastante radical y muy grave, remite con facilidad cuando se interrumpen las causas que causan su aparición.



Texto propiedad de ANTONIETA GARROTE Y RAMON BONET.

Descargar articulo completo en Pdf.

Historia del Tinte capilar y fundamentos.

Actualmente el 60 % de las mujeres y el 10 % de los hombres son usuarios de tintes capilares.

Introducción histórica

La aplicación de diversas sustancias sobre el cabello para cambiar su coloración está documentada desde tiempos inmemorables. Los egipcios que ya tenían esta costumbre
y usaban una pasta de henna para este menester.
Los griegos también mostraban un gran interés en el cuidado capilar y de la misma forma utilizaban la henna para esta aplicación.
En la época romana, sus mujeres incorporaron en el cuidado capilar un proceso de decoloración del cabello, introducido por las esclavas galas. Esto se debía a que las mujeres romanas tenían el pelo castaño oscuro y las esclavas galas lucían el pelo rubio. El proceso consistía en la aplicación sobre el pelo de una pasta preparada con cenizas de madera de haya y sebo de cabra para
provocar su decoloración. Para teñirse el cabello utilizaban sales de plomo y diversos extractos de plantas como la corteza de nuez, bayas negras y también la henna. Para realizar este proceso, preparaban una pasta coloreada que se obtenía mezclando colorantes y extractos vegetales con talco como excipiente.

El cuidado del cabello y su tinción también estuvo muy extendido en el mundo musulmán. En este caso, los hombres se teñían la barba con henna.
Durante el Renacimiento, parece ser que fue en Venecia donde comenzó la técnica de ecoloración del cabello por aplicación de una solución de sosa natural o natrum y exponiendo el cabello al sol durante horas. Este método pasó al resto de Europa y fue muy apreciado en Francia. También se emplean otros preparados para teñir el cabello obtenidos de la maceración y extracción de plantas, raíces y cortezas de árboles. En la Francia renacentista estaban de moda los polvos para teñir el pelo a base de una mezcla de flores secas con cenizas, extractos vegetales y un mucílago de soporte. Entre las flores secas se utilizaban las violetas y los lirios.
En la época barroca, a parte de la costumbre de utilizar pelucas, era frecuente la utilización de tintes para el cabello, empleándose extractos obtenidos por maceración y cocción de plantas como ruibarbo, musgo, nuez de agalla, corteza de abedul y otras plantas. Otro método era dejar secar las plantas, trocearlas y mezclarlas con cenizas de corteza de árbol. En el momento de su utilización se mezclaba el polvo con agua caliente para conformar una cataplasma que se aplicaba en el pelo durante horas. Para potenciar el tinte también se usaba un mordiente, el alumbre de potasio, que se usaba en el teñido de la lana. La decoloración del cabello se hacía según el método veneciano, empapando el pelo con una solución de sosa cáustica natural y exponiendo el cabello al sol durante horas.
Es en 1860 cuando se comienza a aplicar el agua oxigenada en cosmética capilar para realizar decoloraciones del cabello. Se le conocía como «el agua dorada de la fuente de la juventud» y su empleo se extendió rápidamente. Para la coloración capilar se venían empleando los productos tradicionales de extractos vegetales. A partir de mediados de siglo XIX se inicia la utilización del nitrato de plata o «agua de Grecia» como producto para teñir el cabello. El gran avance en coloración capilar se produce con el descubrimiento de las anilinas en 1840. Estos colorantes se habían empezado a usar en la tinción de pieles. Fue en 1863 cuando Haussmann descubrió el colorante p-fenilendiamina (PPD), que se empleó en peletería y años después su uso se extendió como tinte en coloración capilar.
Los primeros años del siglo XX están marcados por la rápida evolución en la tinción capilar. El lanzamiento de los tintes líquidos, soluciones de colorantes en agua, se produjo en Francia en 907 y la coloración final se producía por la oxidación de los colorantes por la acción del oxígeno del aire. La adición de una cantidad de alcohol y de amoniaco a la solución de colorante aumentó la eficacia del producto y mejoró los resultados de la aplicación. Hasta ese momento se tenían dos
tipos de productos capilares con funciones opuestas y aplicaciones separadas. Para decolorar, el agua oxigenada con amoniaco. Para teñir, la solución de colorantes con amoniaco. El paso siguiente fue unir estos dos productos y justo en el momento de la aplicación, con el resultado de que se obtenía una decoloración y coloración simultánea.
Hoy día, la cosmética y en concreto el campo de la tinción capilar que nos ocupa está en constante desarrollo para ofrecer productos innovadores, pero que al mismo tiempo protejan al cabello, teniendo en cuenta aspectos que preocupan a los consumidores, como son la calidad, la ausencia de toxicidad y la protección del medioambiente.

Color del cabello y tintes capilares

La melanogénesis o síntesis de melanina en el cabello se realiza en los melanocitos, al igual que ocurre en el epitelio (fig. 1). Los melanocitos basales transmiten los melanosomas a las células adyacentes, que posteriormente constituirán la médula y el córtex del cabello. El color del pelo depende, pues, de la mezcla de colores de melanina en los melanosomas y del propio color de
la queratina, que es amarillo claro. El pelo negro se debe a la presencia de melanosomas grandes unigranulares ricos en eumelanina.........(continua en el enlace, para bajarse el articulo completo en pdf.)

Otro enlace de COLOTIMETRIA.